Repensar la Iglesia

 

Este mes de julio, cumplimos 13 años de servicio a Dios y al prójimo en Peñalolén y las comunas aledañas. El tiempo pasa más rápido de lo que la iglesia es capaz de hacer y entender de su misión. Es tiempo de repensar lo que significa ser iglesia hoy. Debemos hacerlo teniendo presente el mundo que nos toca vivir, nuestra realidad presente y lo que Dios en su Palabra nos dice para esta realidad.

Las circunstancias y la realidad cambian irremediablemente. Como alguien dijo: “Cuando teníamos las respuestas, nos cambiaron las preguntas”, “Todavía no terminamos de discutir el divorcio y ya se casan los homosexuales. Los heterosexuales se quieren separar y los homosexuales se quieren casar”. El concepto de familia ya no es el mismo para todos. El matrimonio está en franca retirada. La situación que vive la gran metrópolis no es la misma. Sus problemas, sus exigencias son distintas. El tráfico de influencia y la corrupción se han instalados como una forma de ganarse la vida.

En medio de todos estos desafíos, vemos una iglesia que ha perdido credibilidad y ha dejado de ser relevante. Por eso muchos profesan el cristianismo pero sin vinculación alguna con la iglesia. 

¿Cuál es la iglesia que queremos? ¿Cuál es la iglesia que Dios quiere? No siempre es fácil contestar estas preguntas. Sólo me quiero remitir a las palabras de Cristo en Mateo 5:14,16 “Ustedes son la luz que alumbra al mundo. Una ciudad que está en un monte no se puede esconder… Así mismo, ustedes deben ser luz para los demás de tal manera que todos puedan ver sus buenas obras y dar honra a su Padre que está en los cielos”.

A veces me pregunto si la comunidad nos ve; si sabe que estamos aquí hace 13 años. A veces pareciéramos que somos invisibles. El Señor nos manda a ser luz, a no escondernos en nuestra religiosidad. Nos manda a mostrar por medio de las buenas obras la veracidad de nuestra fe. Pero más que vernos a nosotros, la comunidad circundante necesita ver a Cristo quién afirmó: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida”.

Pastor Elias Stuardo

Pastor ACyM Peñalolén