• Pr. Elias Stuardo

Reflexión Pastoral

Todos los días somos bombardeados con malas noticias, noticias que nos conmueven, entristecen, noticias que nos hacen interceder por las víctimas, muchas de ellas inocentes. La mayoría de los acontecimientos que desconciertan, son provocados por el hombre, que ha escogido su propio camino, cosechando las inevitables y desastrosas consecuencias del pecado.


Así como muchas buenas noticias pasan desapercibidas frente a las malas noticias, porque hay que vender y el rating y las empresas que financian así lo exigen, así también se ignora y pasa desapercibida la mejor de todas las buenas noticias.


El evangelio significa y es buenas noticias, pero buenas noticias de salvación y redención de la esclavitud del pecado. El evangelio es una persona, el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, que murió en la cruz por nuestras maldades y resucitó para ser nuestro eterno Salvador.


El hombre y la mujer de hoy debe enfrentarse a esta mala noticia: Si no enmiendan el rumbo de su vida, su destino final será la perdición eterna, pero si se vuelve a Dios de todo corazón, alcanzará misericordia y libertad. ¡¡Qué buena noticia!!


Este mes de abril haremos énfasis en la buena noticia. Cada domingo del mes estaremos compartiendo el evangelio con quienes necesitan saber que son amados por Dios y que hay esperanza para ellos. Hagamos un esfuerzo por invitar amigos, colegas, vecinos y familiares.¡¡Dios ama a todos!!


¡¡El evangelio pertenece a todo el mundo!!