• Pr. Elias Stuardo

Reflexión Pastoral

En las últimas décadas, Chile experimentó un crecimiento económico, pero que no vino de la mano de un crecimiento valórico y espiritual. Si el crecimiento de un pueblo no va acompañado de un crecimiento espiritual no sirve de mucho.


Todos hemos sido testigos de la agenda “valórica” impulsaba desde el gobierno. No podemos esperar otra cosa de personas que tienen otra kosmovisión y que no otorgan a la Palabra de Dios valor alguno.


Sin duda debemos orar mucho por nuestro país y sus autoridades. Pero por sobre todas las cosas debemos orar por su iglesia para que sea columna y baluarte de la verdad (1 Timoteo 3:15).


Estamos en septiembre, y será la ocasión para pensar en el futuro de nuestro país, e interceder a Dios por su paz y bendición espiritual. También en este mes, por largos años se ha celebrado el mes de la Biblia. Que La Biblia vuelva a ocupar el lugar que le corresponde en nuestros hogares, púlpitos y en el corazón de muchos chilenos. “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Salmo 119:105


Elias.