• Alianza Cristiana y Misionera Peñalolén

Dios se Comunica

Habían pasado 400 años de silencio entre el último profeta del Antiguo Testamento, llamado Malaquías, hasta la llegada de Juan el Bautista. Dios parecía lejano, ausente, indolente y mudo.

Pero el silencio de Dios es interrumpido con la llegada de su Hijo Jesús. Hebreos 1:1-2 dice. “Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.” Dios vuelve a hablar y lo hace de una manera potente. Lo hace a través de su Hijo Jesucristo, la Palabra hecha carne. Dios es un Dios que se comunica. La voz de Cristo que se hace oir en los evangelios, es la voz del Padre revelándose y hablando a los hombres. No estamos a ciegas, podemos conocer a Dios y ser guiados por su Palabra escrita en estos diás de turbulencia y oscuridad.

También Dios se comunica por medio de las cosas creadas, que nos hablan de un Dios inteligente y poderoso (Salmo 19). Dios habla de muchas formas y repetidas veces, el problema es que no percibimos su voz. Estamos distraídos, atareados, desconcentrados; embobados con cosas menos importantes.

Isaías dijo: “El Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios”. Isaías 50:4

Que no pase ningún día sin leer la Biblia y sin hablar con Dios en oración.