• Pr. Elias Stuardo

Reflexión Pastoral

Estamos empezando otro año de trabajo después de las vacaciones y es difícil no caer en el activismo. ¿Con qué llenaremos este año? ¿Cuáles serán nuestras prioridades? ¿Qué tan llena estará nuestra agenda?”


En Lucas 10:38-42 encontramos el relato que habla de dos mujeres, una de ellas, Marta, era una mujer muy activa. Atendió con esmero a Jesús y sus discípulos que vinieron a visitarle.Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.


Marta se queja con Jesús de que su hermana no la ayuda. Tenemos dos mujeres, una es muy activa, lo quiere hacer todo, la otra es más contemplativa, sólo quiere escuchar al Señor y se desentiende de las labores de la casa.


Las dos cosas son importantes. Por un lado debemos tener la actitud de María, debemos buscar el rostro de Dios, apartar tiempo para orar y escuchar la Palabra de Dios. No debemos permitir que el afan de cada día nos robe esta bendición. Pero por otro lado debemos estar dispuestos a servir, como Marta, a nuestro prójimo, a nuestra familia, servir en la iglesia, pero sin quejarnos. Debemos mantener este sano equilibrio durante todo el año. Que Dios nos bendiga.