• Pr. Elias Stuardo

Reflexión Agosto 2019

"La fiscalización consiste en examinar una actividad para comprobar si cumple con las normativas vigentes". Los ejemplos de Essal en Osorno, que dejó sin agua a la ciudad por varios dias, el accidente de un bus que no tenía los permisos en regla y que dejó seis muertos esta semana, la evasión de impuestos y contribuciones, etc dan testimonio de que quienes deben fiscalizar no están haciendo su trabajo. Se aduce a la falta de fiscalizadores e inspectores, a la falta de recursos, a la sagacidad del que evade las leyes, etc. Pareciera que la frase "Hecha la ley, hecha la trampa" es cada vez más cierta. Siempre andamos en el límite, total no seremos sorprendidos. No hacemos construcciones según lo estipulado en el contrato, no hacemos bien nuestro trabajo, cualquiera que este sea, total nadie lo sabrá.


Un día todo se sabrá. Hasta del material que fue hecha la construcción; me refiero a nuestra vida en esta tierra. Dice la Biblia en 1 Corintios 3:10-15 " Según la gracia que Dios me ha dado, yo, como maestro constructor, eché los cimientos, y otro construye sobre ellos. Pero cada uno tenga cuidado de cómo construye, 11 porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo. 12 Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja, 13 su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno. 14 Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa, 15 pero, si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego". ¡¡A Dios nada se le pasará por alto!!.


Un abrazo.

Pastor Elías Stuardo Campos